domingo, diciembre 12, 2010

Tarde de domingo, paseando
y vagando por Tepito, a lo lejos se escucha
la "guaracha sabrozona", y el olor a "esquites" es inevitable,
las "caguamas" ciculan con singular alegría, y mientras tanto
de un lado a otro observamos "fayuca" y decidimos si llevar
o no una bolsa Luis Buitron o una Guchi, aca la gente no distingue
de unos u otros acá todos somos iguales, y por lo mismo igual de vulnerables.

Al caer la tarde enfría un poco y todo se torna con luces de colores,
los puestos se iluminan con series navideñas y los tamales empiezan a rondar,
pero es hora de partir y otro día más se logró, hasta mañana mi ciudá.

No hay comentarios: